El profesor Robert Kelly es un experto en Corea del Sur y apareció en la BBC el viernes para discutir el juicio político y destitución de la presidenta surcoreana Park Geun-hye. Sus hijos también aparecieron, aunque se negaron a sopesar las implicaciones diplomáticas de la destitución de Park.

En vez de eso, un niña bailó a la derecha en la habitación, y uno puede apreciar cómo la vida del pobre profesor Kelly pasa ante sus ojos mientras trata, con suavidad, de enviar a su hija a otro universo. No funciona. En cambio, logra convocar a otro hijo, que entra como un jinete en una silla para bebés. Los niños tienen una comprensión instintiva de cuándo es menos conveniente para ellos estar presentes, y los hijos de Kelly son expertos en esto.

Después de unos cuantos momentos divertidos, una mujer entra y desesperadamente los reúne y saca de la habitación. Así concluye la entrevista más entretenida jamás emitida sobre el tema de la destitución de la presidenta de Corea del Sur.

Hacer que las entrevistas a distancia y en vivo —tan incómodas a veces— salgan lo mejor posible es un arte valioso para los colaboradores de TV, y el giro viral de Kelly trajo recuerdos para algunos.

“Una vez estaba haciendo una entrevista por Skype con CNN en un Hotel Erbil cuando el tipo del minibar entró a mi habitación y me preguntó si quería más whiskey” dijo Mitchell Prothero, de Buzzfeed.