Acorralado por las causas judiciales, Julio De Vido pidió licencia como diputado nacional del Frente Para la Victoria. Sobre el exministro K de Planificación pesan dos pedidos de desafuero y detención de parte de la Justicia Federal. Uno por administración fraudulenta por el yacimiento carbonífero de Río Turbio y otro por sobreprecios en la compra de gas licuado durante el kirchnerismo.

El legislador hizo la presentación en la Cámara baja en un escrito dirigido al presidente del cuerpo, el oficialista Emilio Monzó, en el que además presenta su renuncia como titular de la comisión de Energía.