Violencia en el fútbol: suspenden partido de Racing por enfrentamiento entre barras

Dos facciones de la barra brava de Racing se enfrentaron anoche en Parque Avellaneda y obligó a que se suspenda el partido ante Mitre, por Copa Argentino.

Las mafias del fútbol siguen arruinando el deporte. Esta vez, fue la Guardia Imperial, la corrupta organización que maneja la Barra Brava de Racing, la que estuvo en el centro de la escena, junto a otros grupos que disputan el poder.

Es que las facciones se enfrentaron en un asado que se realizó en el club Alvear, ubicado en el barrio porteño de Villa del Parque, al mismo tiempo que se disputaba un partido de fútbol senior. Allí, se produjo una balacera que dejó como saldo un herido y cientos de vecinos aterrados.

Debido a este episodio, la AFA decidió suspender el partido que mañana iba a disputar la Academia ante el club Mitre de Santiago del Estero en la cancha de Quilmes, desde las 21 horas.

Desde el humilde club del norte de la Argentina confirmaron el fallo de la APREVIDE: “La gente de Torneos (organizadora de la Copa Argentina) ya avisó al club que el partido está suspendido por decisión de la APreViDe. Todavía no sabemos para cuando se va a reprogramar”, señaló Guillermo Raed, presidente de la institución.

Además, puntualizó: “Para nosotros es un trastorno desde lo organizativo y la coordinación, aunque ellos se hacen cargo de los traslados y del alojamiento. Pero, desde lo deportivo, es un beneficio porque íbamos a jugar con un plantel disminuido. Se vencieron contratos y estamos en plena etapa de renovación. Aunque nos queda la preocupación de todos los dirigentes para erradicar todo esto que le hace muy mal al fútbol argentino”.

Las mafias que controlan la Barra de Racing son tres: La Guardia Imperial es el grupo más antiguo y considerado “oficial”. A ella le disputan el negocio Los Racing Stones y La 95.