Luego de que los sindicatos que representan a los docentes a nivel nacional resolvieron convocar un paro de 48 horas para los días 6 y 7 de marzo se inició un movimiento particular. En Twitter, un grupo de usuarios iniciaron una propuesta contra la medida de fuerza.

Bajo el hashtag #VoluntarioDocenteNoAlParo, cientos de usuarios, entre quienes hay docentes jubilados y profesionales de distintas áreas, que van entre la ingeniería hasta la educación física, acompañaron la iniciativa.

Uno de ellos fue Mariano Bronenberg, relacionista público y consultor en comunicación. “No soy maestro, pero ejercí la docencia universitaria, seré voluntariado no rentado para empezar las clases en fecha”, escribió en un tuit que dirigió a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal para ser uno de los primeros de otros tantos que se sumaron a la iniciativa.

En minutos, y con un efecto “contagio”, se multiplicaron las adhesiones. “Soy economista, estoy para dar clases de matemática y economía mañana y tarde en escuelas del Gran Buenos Aires”, escribió otro usuario.

Un millón de paros docentes, y es la primera vez que veo una iniciativa como #VoluntarioDocenteNoAlParo. Es emocionante.

En Twitter insisten en que la medida de fuerza resuelta en medio de la negociación por un aumento salarial, esconde un motivo político.

En este sentido, lamentan que los primeros en ser perjudicados son los chicos. “Fui docente, y no entiendo cómo los maestros no encuentran otra forma de reclamo, sin dañar a los chicos”, sumó otra usuaria con el mismo hashtag. Y claro, se convirtió en TT.

Es por eso que en el contexto que se da esta situación. La campaña constituye un acto de rebeldía y ejemplo”, tal como lo definió otra voluntaria.

“Llevá a tus hijos al colegio el 7 y 8 de Marzo. Demostremos que Baradel & cía son animales en extinción.#VoluntarioDocenteNoAlParo”

Entre elogios a la Gobernadora y críticas al Secretario General del gremio docente Suteba, Roberto Baradel, el movimiento del hashtag continúa.