El marplatense alcanzó la tercera ronda del ATP 500 catalán tras vencer a Joao Sousa (37°) por 7-6(3) y 7-5, y buscará frente a Beonit Paire (49°) sus primeros cuartos de final en cuatro años.

Fue para Horacio, que venía de vencer al clasificado Santiago Giraldo (99°), la primera vez que ganó dos partidos seguidos desde agosto en Atlanta, aunque esta temporada lo había conseguido en los Challengers de Sarasota y Panamá.

Desde que fue campeón en Viña del Mar 2013 que no queda entre los ocho mejores de un torneo ATP, aunque en medio ganó cinco Challengers, además que como doblista consiguió también un quinteto de coronas al máximo nivel, incluyendo la semana pasada en Houston.

Frente al  portugués estuvo atento para capitalizar el 67% de los puntos que jugó con su segundo saque (43% tuvo Sousa) frente a más del 70% para ambos con el primero, y hasta más aces por parte del decimoquinto sembrado (ocho a cinco). Fue por eso que generó ocho break points, permitiendo tres, pero dos quiebres solamente pudo conseguir (solo uno más que el eliminado).

Será el primer duelo frente a Paire – campeón Bastad 2015, con otras tres finales -, que está ocupando la esquina inferior en lugar de Kei Nishikori (7°), lesionado en la muñeca. Viene de perder en Montecarlo con Tommy Haas (655°), pero aunque en sus once torneos de la temporada se despidió en seis de ellos en primera vuelta, también alcanzó semifinales en Chennai, Montpellier y Marrakech, sumado a que fue subcampeón del Challenger de Sophia Antipolis.

El número 84 del mundo solo jugó en Conde de Godó en 2010 cuando se fue en el debut. Como no defendía puntos se aseguró subir siete posiciones, y en caso de llegar a cuartos de final mejorará cerca de veinte lugares.

Goffin (10°) o Kachanov (56°) aparecen en la siguiente fase. Será el turno también el jueves de Murray (1°) – todavía no debutó por el retiro de Bernard Tomic – vs. Feliciano López (40°) y Rafa Nadal (5°) vs. Kevin Anderson (66°).