En el Nuevo Gasómetro, el equipo de Bauza sacó chapa ante el clásico rival del barrio y acentuó la levantada: 3 a 1 ante los de Apuzzo, que comenzaron ganando con un golazo de Toranzo, con tantos de Romagnoli, Caruzzo y Matos-de penal-. El Ciclón estiró la ventaja en el historial a 33 partidos y quedó como escolta del torneo.

Tras cuatro años de ausencia, se volvió a jugar un San Lorenzo –Huracán, y no defraudaron. El equipo se sobrepuso a la adversidad del gol de Toranzo y construyó un triunfo inobjetable en el desarrollo. Con Romagnoli como gran estandarte, el Ciclón aprovecho lo endeble de la defensa del Globo y no lo terminó goleando porque puso el pie en el freno pensando en el duelo del miércoles por la Copa Libertadores ante San Pablo, en Brasil.

De entrada, San Lorenzo impuso condiciones y se instaló en campo rival, al tiempo que Huracán junto líneas y espero salir de contra con la potencia de Ramón Ábila. El local merodeo cerca de las huestes de Marcos Díaz, pero no logró llevar peligro continuo. En la primera que tuvo, el Globo facturo con un golazo de Patricio Toranzo. El ex Racing y River recibió a las espaldas de Juan Mercier, avanzó unos metros, apuntó y disparo de manera letal y por sobre la humanidad de Sebastián Torrico.

En desventaja, los de Bauza reforzaron la idea y los de Apuzzo tuvieron su mejor pasaje de juego con Romero Gamarra como el más destacado. En el peor momento del local, apareció Leandro Romagnoli para frotar la lámpara y poner pardas en el juego.

La visita sintió el impacto y fue el azulgrana que aprovechó en la última jugada antes del descanso para conseguir ponerse arriba en trámite gracias a Matías Caruzzo, que definió debajo del arco tras una serie de rebotes tras un corner.

El complemento, Huracán jugó unos metros más adelante, pero como nunca llegó a preocupar a Torrico. En una de las pocas que tuvo San Lorenzo, Romagnoli desbordó por izquierda, lo bajaron en el área y Matos puso el 3 a 1 tranquilizador para los de Bauza, que de ahí en más dosificaron esfuerzos.

El Globo fue en busca del descuento y tuvo varias oportunidades como el cabezazo en el palo de Toranzo y tres reacciones de Torrico que desactivó un final dramático. No lugar para la sorpresa: San Lorenzo se volvió a quedar con el clásico y estiró su paternidad a ¡¡¡33!!! partidos.

Los de Bauza  sumaron 12 unidades en la tabla y quedaron como escoltas del puntero Boca (Rosario Central juega mañana y si gana queda en lo más alto). En tanto, los de Apuzzo suman cuatro unidades.