Subastaron el dispositivo móvil del Sumo Pontífice y alcanzó una oferta máxima de $30 mil dólares. El ganador fue un empresario argentino quien decidió mantener el anonimato. El dinero recaudado será destinado a un centro educativo ubicado en Paysandú.

El Papa Francisco le regaló su iPad a un sacerdote uruguayo llamado Gonzalo Aemilius quien decidió venderlo para hacer el bien. El pasado martes se dio la subasta, la cual comenzó en $20 mil dólares y se cerró en $30.200 verdes.

El ganador fue un empresario argentino, quien prefirió mantener su identidad en secreto. El clérigo destinó el dinero a la Fundación Liceo Francisco, un nuevo centro educativo privado y gratuito ubicado Paysandú.

La tableta cuenta con inscripción en la parte posterior que dice: » Su santidad Francisco, Servizio Internet Vaticano, marzo 2013″. Además posee  un teclado de a firma Logitech y un certificado firmado por el secretario personal del Santo Padre.