En un partidazo, el Lobo parecía que tenía todo cocinado ganando 3 a 1 en el Bosque, pero se durmió sobre el final y el Cervecero, que jugaba con uno menos desde los diez del primer tiempo por la expulsión de Pérez Godoy, casi se lo empata. Los de Troglio también culminaron con diez por la expulsión de Barsotini. ¿Falcioni seguirá después de acumular otra derrota más en el campeonato?

Parece una condición terminante que Gimnasia tenga que transpirar de más para sumar de a tres. En el Bosque, ganaba con comodidad ante Quilmes por 3 a 1 y jugaba con un hombre de más casi desde el inicio por la doble amarilla de Pérez Godoy, que lo hizo irse temprano al vestuario. Sin embargo, los de Pedo Troglio abusaron de su confianza y el Cervecero aprovechó para ponerse a tiro con el segundo de Bieler en la noche y casi llega al empate cuando el reloj ya marcaba la hora.

Arrancó todo mal para el Cervecero, que en dos minutos se quedó con un hombre menos por la expulsión de Pérez Godoy y, al minuto, Sebastian Romero quiso despejar y la metió al fondo del arco propio. Un rato más tarde, Nicolás Mazzola estampó el 2 a 0 para el local, que manejaba todo a placer.

Antes de la media hora, Claudio Bieler descontó por intermedio de los doce pasos y le dio esperanza a Quilmes. Con un hombre menos y todavía con una hora de juego por delante podía darse el milagro. Si bien inquieto poco al arquero Navarro.

En el complemento, Gimnasia volvió a dominar las acciones aprovechando el hombre de más, al tiempo que Quilmes, salió a buscar el empate; extraño en un planteo de Falcioni, siempre conservador. El Lobo aumentaría la ventaja gracias al remate de media distancia de Álvaro Fernández y pareció sentenciar el triunfo. Sin embargo, Bieler clavó el descuento con una gran definición y el Cervecero se convirtió en un aluvión en los últimos minutos, donde convirtió a Navarro en figura estelar para sostener el triunfo que finalmente fue del Lobo por 3 a 2.

Con esta victoria, Gimnasia trepó a los 17 puntos y arrimó el bochín a mitad de tabla. Por su parte, Quilmes se estancó en 13 unidades y cada vez está más cerca el fondo. ¿Seguirá Falcioni?