Carlos Saúl Fernando Menem, Carlitos Junior, como es reconocido, era piloto de automovilismo. El joven de 26 años en aquel entonces pasó a saludar a su madre, como lo hacía todas la mañanas y salió con Silvio Oltra, su amigo y colega, pero no regresó.

Se subieron al helicóptero y emprendieron viaje por encima de la ruta 9, altura Ramallo cuando cayó la máquina en la que se transportaban. La causa fue archivada en 1998 por el Juez Villafuerte Ruzo, al considerar que se trató de un accidente ya que la nave se estrelló luego de golpear unos cables de alta tensión. Sus padres, Zulema Yoma y Carlos Menem afirman que fue un atentado, reabriendo la causa en reiteradas oportunidades.

Hay 14 testigos que se encuentran presentes en la causa del accidente que vivieron el mismo final que el hijo del ex presidente, la muerte.