El conjunto de Lisboa igualó 0-0 frente a Guimarães de visitante en la anteúltima fecha de la Primera División de Portugal. Tras el empate de Porto ante Belenenses, conservó los tres de ventaja con una amplia diferencia de gol y se proclamó por 34° ocasión en la historia, con los argentinos Gaitán, Salvio y Lisandro López en el plantel.

Benfica ha podido cortar con la hegemonía que tuvo el Porto en los últimos diez años y se consagró una fecha ante del final en un partido que no vio su mejor fútbol pero le sirvió para sumar una nueva estrella al club con la infaltable presencia Argentina.

El conjunto de Jorge Jesus empató sin goles contra Vitória Guimarães en un duelo que pudo haber ganado en el comienzo con un tiro en el poste del delantero brasilero Jonas y la buena actuación de su compatriota, el arquero local Douglas.

Así Benfica llegó a 82 puntos y con el empate de su escolta Porto de visitante ante Belenenses 1-1, conservó la ventaja de tres unidades a falta de una jornada, a la vez que mantuvo una buena diferencia de 8 goles (le había ganado de visitante y empató de local) que le sirvieron para consagrarse bicampeón.

Los argentinos Nicolás Gaitán (7 títulos) y Eduardo Salvio (sexto título) fueron titulares, mientras que el defensor Lisandro López (primer título) estuvo en el banco de suplentes. Las Águilas sumaron su 34° estrella, frente a las 27 de Porto, contabilizando en el torneo 26 partidos ganados, 4 empates y solo 3 derrotas, clasificándose a la próxima edición de la Champions League, en el primer bombo donde solo están los campeones.