A puro corazón, a Río 2016

A puro corazón, a Río 2016

La selección argentina de básquet logró una peleada y dramática clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Derrotó 78-70 al local, ante más de 19 mil mexicanos. El domingo jugará la final del certamen con el pasaje en el bolsillo.

Se sufrió mucho más de la cuenta, pero el basquet argentino obtuvo su cuarta clasificación consecutiva a las olimpíadas de Río. El partido decisivo se disputó ante más de 19 mil personas, récord absoluto en un torneo de este tipo.

Luego de caer 95-83 en el último partido de la primera ronda, los de Hernández se levantaron de la mejor manera para enfrentar al mismo rival y cumplir el objetivo.

El equipo norteamericano empezó mucho mejor, llevándose la primera mitad 40 a 35 y dominando a los nuestros. Sin embargo, la albiceleste lo fue emparejando de a poco. Al cabo de tres parciales disputados, la paridad en 62 anunciaba un dramático cierre para el cuarto cuarto.

Y los de Scola, Nocioni y compañía fueron los que más actitud tuvieron. Lograron sacar una ventaja de seis puntos promediando el final y supieron administrar bien la diferencia. Finalmente, fue 78-70 para que los dirigidos por Hernández lograsen la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016. Con Ginóbili como espectador de lujo, nada les quita la ilusión a estos chicos. La final del torneo se disputará el domingo ante Venezuela, que en la previa eliminó a Canadá y se quedó con el otro pasaporte a Brasil.