Nadal no logró llegar a su segunda final consecutiva del ATP 250 de Buenos Aires al ser vencido por Dominic Thiem (19°) por 6-4, 4-6 y 7-6(4) tras casi tres horas. David Ferrer (6°) o Nicolás Almagro (72°) será el otro finalista.

Ambos preclasificados terminaron con cerca del 70% de primeros servicios y misma efectividad sobre aquellos puntos, además de tres quiebres con una sola oportunidad más desperdiciada por el austríaco (ocho a siete). Pero los nueve aces de Thiem – cinco en el último set – con una sola doble falta (dos y tres para Rafa) fueron vitales para ganar seis de los primeros siete puntos del desempate y alcanzar su primera final de la temporada.thiem

El cinco del mundo se había quedado con el único antecedente en sets corridos también en cancha lenta en Roland Garros 2014. Este año solo había perdido en la primera ronda del Australian Open – la temprana despedida le permitió pedir la wild card para defender el título – y en la final de Doha frente a Djokovic.

Thiem, que venía de llegar a la tercera fase en Melbourne con victoria sobre Leonardo Mayer en el camino, y en la primera semana del año había alcanzado semifinal de Brisbane, consiguió su segundo triunfo sobre un Top Ten (Wawrinka en Madrid 2014) y será su primera final luego de los primeros títulos conseguidos el año pasado en Umag, Gstaad y Niza, siempre en polvo de ladrillo. La única caída en una definición había sido en Kitzbühel 2014.

Para llegar a la final, Ferrer, quien perdió solo uno de los últimos veinte partidos que jugó en el Lawn Tennis (finalista en 2010 y campeón en 2012-14) además de sobreponerse al calor tendrá al cansancio como rival ya que por la mañana terminó su partido de cuartos de final frente a Pablo Cuevas. A Almagro le ganó las seis veces que lo enfrentó, incluyendo en las finales de Bastad 2007, Valencia 2008, Acapulco 2011 y Buenos Aires 2012, además de la semifinal de 2014 aquí.