La AFIP dispuso que quienes pidan una factura de tipo «A» en bares, restaurantes, hoteles y otros comercios, tendrán que completar una declaración jurada a partir de noviembre próximo.

La decisión también involucra a centros de estética, gimnasios, peluquerías y playas de estacionamientos.

En una resolución, la AFIP estableció un régimen de pedido de información a los contribuyentes autorizados a computar el crédito fiscal que resulte de los consumos realizados en los establecimientos alcanzados por la medida oficial.

El formulario a completarse es el F.8001, que ya está disponible en la página web del ente recaudador, e incluirá datos del cliente y del comerciante.

El proveedor del bien o el servicio que emita la factura «A» estará obligado a informar a la AFIP sobre la operación.

En el formulario se deberá identificar quién es el solicitante y, a la vez, habrá que especificar «el motivo de la excepción invocada».

«El emisor podrá optar por hacer esas facturas A en forma electrónica, consignando todos los datos específicos que se solicitan o bien continuar con sus métodos de facturación habituales y complementar los datos para la AFIP a través de un régimen informativo», puntualizó la resolución.

Y añadió que la información deberá ser suministrada por trimestre calendario, mientras que el vencimiento para enviar los datos será hasta el día 15, inclusive, del mes inmediato siguiente al trimestre del que se trate.