Se trata de un programa que permitirá cancelar todas las deudas de empresas y de monotributistas hasta en 120 cuotas y en diez años, a una tasa muy baja.

El plan permitirá pagar a todos aquellos empresarios y monotributistas con deudas,hasta 120 cuotas, las obligaciones en mora al 28 de febrero último. Este plan es superador del anterior, lanzado el año último, que establecía solo 24 cuotas (2 años) para regularizar la situación fiscal.

Para poder inscribirse, el período estará abierto hasta el 31 de mayo, pero con ciertos requisitos: las empresas que adhieran no podrán despedir personal durante su vigencia, ni tampoco podrán tener una demora mayor a 30 días en la cuota o en el pago de las obligaciones impositivas corrientes (las que venzan mientras dure el plan). En caso de no cumplir con estas normas, el plan de facilidades quedará trunco.