La Administración Federal de Ingresos Públicos pidió al juzgado la captura internacional de Miguel Abadi, el contador titular del fondo de inversión GEMS, quien administró 1.400 millones de dólares sólo para el año 2006.

La denuncia, presentada por la AFIP en noviembre del año pasado, no sólo abarca al banco HSBC, sino que también comprende a una plataforma facilitadora para la evasión conformada por apoderados, abogados, licenciados en economía y contadores que pusieron a disposición una red off shore de sociedades extranjeras para evadir impuestos.

En esa red de profesionales está Abadi, quien tiene a su nombre 12 cuentas, en algunas en carácter de auditor y en otras como representante legal.