Mauricio Macri parte hoy con destino a Rusia y da inicio a una gira de vértigo. Se reunirá con 27 empresarios y siete mandatarios. Visitará cuatro países en solo una semana: Alemania, donde sólo realizará la escala, Rusia, Suiza y Francia.

Además de los jefes de Estado de esos tres últimos países, habrá bilaterales con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ya un clásico de las giras macristas, el primer ministro de Holanda y la reina Máxima.

El objetivo de la gira es buscar inversiones y negocios, además de publicitar el modelo Cambiemos, tras dos años de gestión. A pesar de las advertencias de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el Presidente utilizará en casi todos sus traslados aerolíneas comerciales.

El armado de este intenso programa demandó un importante esfuerzo de coordinación entre Cancillería y Presidencia, pero finalmente se pudieron ajustar los tiempos. En cada etapa, Macri combinará contactos con el mundo empresarial y político. Lo acompañarán el canciller Jorge Faurie; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Este último será uno de los protagonistas de la agenda económica de la visita a la Federación Rusa. Está previsto un encuentro con los principales líderes empresarios del sector energético. Por un lado están las gestiones para que Gazprom desembarque en Vaca Muerta, algo que ya se da casi por descontado. Además, su ministerio maneja la agenda legada por el kirchnerismo en grandes inversiones.

Vladimir Putin y Cristina Kirchner habían acordado la construcción de una central hidroeléctrica y dos centrales nucleares. El proyecto hidroeléctrico ha quedado ya fuera de los planes bilaterales, pero Rusia quiere insistir sobre la posibilidad de construir un reactor nuclear adicional a los ya proyectados con China. En Argentina no hay interés en activarlo a corto plazo, pero se espera que el titular de Rosatom, la empresa rusa de energía nuclear, vuelva a insistir.

El miércoles por la mañana, Macri multiplicará contactos con empresarios de diversas firmas multinacionales en Davos, Suiza. A las 14 se reunirá con el fundador y ex CEO de Microsoft, Bill Gates. Dos horas más tarde, tendrá la bilateral con Trudeau. A las 17.10 está previsto el encuentro con el primer ministro Mark Rutte y la reina Máxima de Holanda. En este encuentro se dará uno de los anuncios más importantes del viaje, pero el tema se mantiene en estricto secreto.

Ese día terminará con un encuentro con el presidente de la Confederación Suiza, Alain Berset. El jueves tendrá más encuentros con empresarios y una conferencia de prensa.

El viernes, ya en París, Macri se reunirá con empresarios por la mañana y será recibido por el presidente Emmanuel Macron en el Palacio del Elíseo. Por la noche, el Presidente y Juliana Awada tendrán una cena de gala junto a Macron y su esposa, Brigitte. La agenda concluirá el sábado, con un encuentro con la alcaldesa socialista de París, Ana Hidalgo.