La selección Argentina superó al local Brasil 111-107 luego de dos tiempos suplementarios en los Juegos de Río por el Grupo B. Nocioni y Campazzo fueron determinantes para la remontada y así aseguraron la clasificación a cuartos.

Así como hubo días fatídicos para Argentina a lo largo de los Juegos con eliminaciones sorpresivas, hoy fue un día de gloria con la victoria de Juan Martín Del Potro, también estuvo a la par el triunfo de la Generación Dorada que dio vuelta lo que pareció una derrota inevitable, con garra corazón y la estirpe de jugadores inoxidables.

El equipo de Sergio Hernández venció a Brasil, conducido por el cordobés Rubén Magnano (oro en Atenas 2004) 111-107, con parciales de 28-19, 16-33, 23-20, 18-13, 10-10 y 16-12 tras dos tiempos suplementarios luego de la gran actuación de Andrés Nocioni que culminó con 37 puntos (acertó el triple del final para ir a prorroga) y 11 rebotes, además de las 11 asistencias de Facundo Campazzo.

Parcialmente Argentina lidera el Grupo B con 7 puntos recuperándose de la caída frente a Lituania, asegurándose el pase a los cuartos de final y el lunes cerrará su presentación en la primera fase ante España en el Carioca 1.