Según una fuente cercana a la familia del economista, consideran a la panelista cómo muy “vulgar” y sentirían vergüenza de ella.

Al parecer, Amalia Granata no sólo se quedó con el novio de Luciana Salazar sino que también con sus enemigos. Así lo publicó hoy el diario MUY, que sostiene que la familia del economista Martín Redrado no ha visto con buenos ojos a la futura periodista.

Según un allegado a Redrado, Tomás y Martina, hijos del ex titular del Banco Central de la Nación, no aprueban la relación. «Ellos están acostumbrados a un tipo de vida en el que se codean con otro tipo de gente. Amalia no está para que la saquen a pasear por Belgrano. El perfil mediático es considerado grasa y problemático», afirmó.

Además, los hijos del economista consideran “vulgar” que la panelista del Chimenterio 3.0  (Magazine) este contando intimidades de la relación. Tal como lo viene haciendo por televisión, revelando que con ella Redrado usa jeans y ven juntos la serie estadounidense Scandal.

La misma artillería silenciosa que usan contra Granata es la que conoció Luli Pop en su momento. La modelo y panelista de Animales Sueltos soportó los malos tratos de los hijos de Redrado, que la apodaban “Lucifer666”.

Sin lugar a dudas, los celosos hijos del economista son los que tienen la última palabra en las relaciones que entabla Martín Redrado. ¿Será esto un anticipo del final del romance?