Un fenómeno que parece replicarse es la presencia de grandes nombres cinematográficos en el ámbito de la televisión. Durante mucho tiempo, la televisión fue considerada un producto menor al cine y si bien hay ejemplos distantes como el caso de David Lynch con Twin Peaks, es sólo en estos últimos años que famosos directores de cine se han volcado a  producciones televisivas.

Primero ocurrió con el desembarco de actores de Hollywood a la pantalla chica. Una de las precursoras en el asunto fue Glenn Close, cuando decidió aceptar – después de 20 años de carrera en el cine – el protagónico en la serie de AXN Damages. El año pasado Matthew Mcconaughey y Woody Harrelson se llevaron todos los premios tras su debut  en HBO con True Detective (encabezan la segunda temporada Colin Farrel, Rachel McAdams y Vince Vaughn).

Ahora pareciera que es el turno de los directores. Entre ellos, se destacan nombres de la talla de Woody Allen, Martin Scorsese y Alejandro González Iñarritu, quienes están desarrollando distintos proyectos para la televisión norteamericana.

Scorsese colaborará nuevamente con HBO – fue productor ejecutivo de Boardwalk Empire y dirigió el episodio piloto – con una serie, aún sin nombre, que explora el mundo del rock de los años setenta en Estados Unidos. Por su parte, González Iñarritu, en compañía de los argentinos Armando Bo y Nicolás Giacobone, están preparando el guión de “The One Percent” con las actuaciones de Hilary Swank, Ed Harris y Ed Helms. Mientras que ha trascendido que el director de Manhattan escribirá y dirigirá una serie con episodios de media hora para la plataforma de contenidos de Amazon.