Córdoba-Barcelona-Shangai-Fuzhou es una de las rutas que se puede leer en el business plan que Juan Carlos Vásquez, representante legal de Alas del Sur, presentó en la audiencia pública del 27 de diciembre de 2016 ante las principales empresas y gremios del sector aeronáutico. De empezar a operar, la aerolínea pretende ser la primera del país en llegar a la capital de Fujian, China, ciudad de la que proviene la mayor cantidad de los inmigrantes que residen en la Argentina.

“Tenemos una comunidad china muy fuerte, económicamente sólida y que suele viajar. La vinculación económica es importante. Por eso, el pedido”, justifica Damián Toscano, presidente de Alas del Sur. La ruta de Fujian no fue aprobada pero existen otras donde la aerolínea sí recibió la aprobación para operar. Su plan Argentina-China está en marca.

La compañía, que se registró como sociedad anónima en 2015, intenta manejarse con bajo perfil. “Había un contexto adverso, pero al mismo tiempo una posibilidad de cambio. Las exigencias del mercado hacen que tenga que haber competidores. Que la única oferta fueran Aerolíneas y Latam no era sostenible en el tiempo”, resalta Toscano.

El plan de Alas del Sur consiste en instalar su base operativa en el aeropuerto Pajas Blancas, de Córdoba, por contar con capacidad técnica, infraestructura y un importante flujo de pasajeros, explica el ejecutivo, quien rescata el apoyo del Gobierno provincial y la ayuda recibida de parte de la Agencia de Promoción de Inversiones. Igual, aclara que primero se eligió el lugar para concentrar las operaciones y después se contactó a las autoridades en cada nivel.

Los dueños detrás de Alas de Sur son, por ahora, un misterio. “Los medios locales hablan de una nueva aerolínea con capitales chinos detrás. ¡Que me pasen el teléfono!”, bromea el ejecutivo respecto de los trascendidos, pero aclara: “Hay interesados, conversaciones. A algunos de ellos los fuimos a buscar y otros nos buscaron a nosotros. Hace seis meses que estamos hablando. Existen interesados chinos, y de Taiwán, pero vamos a nombrarlos con el resultado de la audiencia en la mano”. La aceleración de los tiempos para llegar con un plan definido a la audiencia pública, agrega, hizo que los plazos naturales de negociación con esos inversores se precipitaran.

Toscano forma parte de Alas del Sur desde el minuto cero, aunque nunca antes había trabajado en el sector aerocomercial. Detrás de él, asegura, hay un equipo de ex integrantes de Aerolíneas Argentinas que manejan el sector y se conocen entre sí. “Hay gente que tiene 40 años de experiencia. En un negocio tan particular y técnico como éste, más que el dinero, vale la experiencia, y esa es la ventaja que tenemos nosotros”, asevera.