El presidente Mauricio Macri y el primer ministro Shinzo Abe abogaron en favor de construir una alianza estratégica entre la Argentina y Japón y se comprometieron a intensificar y a profundizar la relación bilateral, el intercambio comercial y el clima de inversiones.

«Los argentinos hemos planteado al mundo un nuevo tipo de vínculo, con reglas de juego claras y estables en el tiempo, para que aquellos que vengan apuesten por nuestra capacidad y sean respetados», señaló Macri.

Por su parte, Shinzo Abe elogió la «firmeza» con que Macri «ha venido promoviendo políticas económicas libres y abiertas» y destacó que «las empresas japonesas tienen mucho interés en la Argentina» por su «enorme potencial» como país.

El Presidente y el primer ministro ofrecieron una declaración conjunta luego de la reunión y firmaron un memorando de entendimiento sobre consultas políticas y otros dos acuerdos de cooperación en materia de inversiones.

«Hoy hemos acordado construir la relación de asociación estratégica para adelantar aún más la relación entre nuestros países», dijo Abe.

En el mismo sentido Macri señaló que ese nivel de alianza entre los dos países será «algo muy productivo para ambas sociedades» y sostuvo que «para nosotros es muy importante la apuesta que hace Japón a esta nueva etapa» de la Argentina.

Remarcó que los acuerdos suscriptos «son puertas que se abren para que esa fuerza empresarial, emprendedora e innovadora que tiene Japón, combinada con la nuestra, genere resultados de progreso».

Macri indicó que «más allá de los miedos que estemos enfrentando hoy en el mundo, la solución no pasa por cerrarse, sino por integrarse».

«Gracias primer ministro por la visita y espero que esto sea el principio de algo muy importante para ambos países», agregó el Presidente.

A su turno, Abe expresó su beneplácito por ser esta la primera visita de un primer ministro japónés a la Argentina después de 57 años y agradeció a Macri y al pueblo argentino «por su cálida hospitalidad».

«Japón y Argentina han venido construyendo una relación de amistad por más de 100 años y en la Argentina hay una comunidad de unos 65 mil descendientes de japoneses, la tercera más grande de América Latina y el Caribe», destacó.

Subrayó que los dos países comparten «valores fundamentales como la democracia, los derechos humanos y la supremacía de la ley».

Recordó que después de la primera reunión que mantuvo con Macri en abril pasado «se creó un marco para llevar a cabo discusiones entre los dos países con participación del sector empresarial respectivo».

«Y de aquí en adelante el sector público y privado unidos promoveremos participación japonesa de negocios en el sector de infraestructura y otros sectores en Argentina», agregó.

Apuntó que «en octubre del presente año mejoró la calificación de Argentina, lo que indica la apreciación positiva de la comunidad internacional sobre las políticas económicas que lleva a cabo el presidente Macri».

Sostuvo que esto crea condiciones que «en adelante serán aprovechadas activamente para promover aún más la inversión del sector privado de Japón en Argentina».

Agregó que en setiembre pasado, con el fin de «responder al fuerte deseo de las empresas japonesas, se dio inicio a las negociaciones sobre el acuerdo de inversiones con la Argentina».

«Es un deseo común converger lo más pronto posible y debo destacar la importancia de dar constantes esfuerzos por parte de los dos gobiernos para atraer un clima de inversiones, negocios y desarrollo comercial», señaló.

Asimismo, destacó que «desde el primer semestre de 2017 la Argentina ocupará la presidencia del Mercosur y tenemos la voluntad de intensificar los diálogos sobre la relación económica entre Japón y el Mercosur».

Abe apuntó finalmente que la charla con el presidente Macri avanzó también hacia el análisis de distintos desafíos que enfrenta en el presente la comunidad internacional.

«En especial compartimos el reconocimiento sobre la importancia de la paz y la estabilidad en la sociedad mundial, y coincidimos en la opinión de que es importante asegurar la libertad de la navegación en los océanos y en el espacio aéreo, así como la importancia de solucionar pacíficamente los conflictos», afirmó.

Sostuvo luego que «también hemos intercambiado opiniones acerca de la necesidad de dar mayor presión hacia Corea del Norte, ya que la amenaza nuclear de misiles de este país ha escalado en avanzada».

«El año que viene Argentina será anfitriona de la reunión ministerial de la OMC, y seguidamente en 2018 será sede de la Cumbre G20. De esta forma el rol que asumirá Argentina en el escenario internacional es cada vez más destacado», dijo Abe.