La mujer necesita nutrientes específicos de algunos alimentos para estar sana durante toda su vida. Hay momentos como la niñez, el embarazo, la lactancia y la menopausia que le requieren al cuerpo de la mujer una energía especial. Para vivirlos de manera saludable, hay que tener en cuenta qué alimentos nos dan los nutrientes especiales que necesitamos.

Climaterio y nutrición

Se recomienda que los fitoestrógenos, fitoesteroles, pro y prebióticos y antioxidantes sean parte de la alimentación de la mujer durante el período de la menopausia.

La espinaca y la soja son alimentos con fitoestrógenos, que es un componente que actúa en forma similar a los estrógenos de la mujer y cumple un rol preventivo sobre los síntomas de la menopausia, la osteoporosis, el cáncer y afecciones cardíacas.

Aceites, semillas y cereales tienen fitoesteroles, que son sustancias naturales que actúan reduciendo la absorción de colesterol en sangre.

Leches, quesos, harinas y edulcorantes pueden estar enriquecidos con pro y prebióticos, que son microorganismos vivos que te protegen el intestino y mejoran la absorción de minerales como calcio y magnesio, y el agua.

Los antioxidantes son sustancias que protegen a tu corazón. Los principales antioxidantes son la vitamina E, C y los carotenoides. Los carotenoides se encuentran en espinaca, acelga, achicoria, brócoli, zanahoria, zapallo, batata, remolacha, ají rojo, durazno, damasco, melón. Los alimentos con mayor contenido de vitamina E son los aceites vegetales, luego el huevo, semillas sobre todo de girasol y sésamo, frutas secas como el maní, nueces y avellanas y cereales integrales. En el caso de la vitamina C, los alimentos que más la contienen son kiwi, naranja y pomelo, berro, brócoli, repollito de Bruselas, acelga, espinaca y tomate.