El sábado por la noche la Policía Metropolitana allanó el domicilio de un técnico informático que había encontrado una vulnerabilidad en el sistema. Le confiscaron todos sus equipos electrónicos y los dispositivos para almacenar información.

Ayer se llevaron a cabo las elecciones porteñas bajo con la modalidad de boleta única electrónica. Si bien fue bien recibida por la mayoría de los votantes, el sistema dio que hablar horas antes de que se abran los comicios.

El sábado por la noche la Policía Metropolitana allanó el domicilio de Joaquín Sorianello, un técnico informático que había reportado una falla que permitía manipular la información de los recuentos y enviar datos falsos al escrutinio.

El implicado publicó en su cuenta de Twitter: «Después de encontrar una vulnerabilidad grave en el sistema de voto electrónico a #MSA están allanando mi casa, los de delitos informáticos». Además agregó que otras personas habían sufrido la misma reprimenda por encontrar dicho problema.

 En el operativo le secuestraron todos los equipos electrónicos y los dispositivos para almacenar información. De momento no se conocen nuevos detalles sobre el caso ni si la compañía desarrolladora del sistema remedió el bache antes de la mañana del domingo.