El técnico de Independiente no resistió el presente adverso del equipo de Avellaneda, y tras reunirse con la Comisión Directiva, acordó su salida dos semanas antes del receso invernal, cuando él planeaba irse.

El haber perdido el derbi ante Racing el domingo fue el punto final en la difícil situación, que se agravó con el descontento de la tribuna, junto con los siete partidos sin ganar que llevan – solo ganaron tres veces en las trece fechas del torneo -, razón por la que están 17° con 16 puntos.

El torneo pasado había salido cuarto con 33 puntos, pero esta vez incluso debieron llegar a los penales en la Copa Argentina ante Alianza de Comodoro Rivadavia (en los 16avos enfrentará a Deportivo Español). Fernando Berón o Abel Alves se harán cargo del equipo interinamente, por lo menos en el próximo partido ante Tigre el sábado.

Almirón llegó a mediados del año pasado desde Godoy Cruz, lo que había sido su segunda experiencia como DT en Argentina luego de una temporada en Defensa y Justicia. Su mayor experiencia fue en México – allí estuvo doce años como jugador -, pero jamás estuvo más de un año en los cuatro equipos que condujo.