De acuerdo a lo relevado por el gobierno porteño, la comparación entre los valores de agosto 2014 con los de agosto de este año, da un aumento de aproximadamente un 34,5% en la ciudad de Buenos Aires.

El índice de precios que mide la Dirección de Estadísticas porteña calcula para ese mismo período un aumento del 24,8%, lo que se vio superado por los alquileres. También los resultados son preocupantes si se comparan con las cifras que considera el Índice de Salarios del Indec.

La falta de créditos para la adquisición de viviendas y la caída de la construcción hacen que aumente la demanda sin que crezca proporcionalmente la oferta, lo que implica una necesaria alza en el precio del bien. Y si este no ha aumentado aún más se debe, principalmente, a que el aumento de las expensas obliga a los propietarios a reducir el monto pretendido para que los inquilinos puedan acceder al alquiler.

Tomando como referencia departamentos de dos y tres ambientes, de hasta 50 metros cuadrados, el informe señala que:

  • Los precios de alquileres más elevados se registraron en Palermo (donde una unidad de 50 m2 promedió $ 6.427), Recoleta ($ 6.101), Retiro ($ 5.960) y Núñez ($ 5.810).
  • Núñez con un variación interanual del 45,7% fue el barrio de mayor incremento en la Ciudad; en tanto, Retiro, Balvanera, Flores y Almagro también registraron importantes aumentos (todos mayores al promedio porteño)
  • Palermo, Recoleta, Belgrano, Caballito, Villa Urquiza, Núñez y Almagro concentraron más de dos terceras partes de la oferta de superficie y de unidades en alquiler en la Ciudad en agosto de 2015.
  • Para agosto de 2015 la tasa de recupero de la inversión correspondiente a una unidad promedio de 2 ambientes usada (en base a 50 m2) era de 27 años.