El juez federal Daniel Rafecas ordenó que le proporcionen de manera «urgente» el listado de llamadas entrantes al teléfono de la Fundación SUMA donde quedó grabada una amenaza de muerte a la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y además tomará declaración testimonial a la primera persona que escuchó el audio, informaron judiciales.

La amenaza llegó mientras la vicepresidenta se encuentra de viaje por República Dominicana, para asistir a la asunción del presidente de ese país.

«Vos también compráte un auto blindado porque te vamos a hacer volar por el aire, hija de puta», fue el contenido de la amenaza anónima que recibió la funcionaria.

Al haber tomado conocimiento del episodio, los colaboradores de la vicepresidenta convocaron a un escribano, que labró un acta y el jefe de la custodia de la vicepresidenta realizó la denuncia correspondiente.

Luego de que se conociera  el llamado, la vicepresidenta aseguró: «Todo lo que está pasando es parte de lo mismo. Son embates al cambio que queremos hacer».