Entre los mensajes intimidatorios al fiscal Guillermo Marijuan, quien imputó a Cristina Fernández de Kirchner, había amenazas a Leonardo Fariña, quien el pasado viernes declaró más de 11 horas e involucró a la ex presidente, a Néstor Kirchner y a ex funcionarios.

Fariña permanece, desde la noche del viernes, en el sector Riesgo de Integridad Física (RIF) de la cárcel de Ezeiza. Asimismo, la Justicia decidió reforzar la seguridad y la custodia de la familia del ex valijero de Lázaro Báez. Se repartieron botones antipánico a sus familiares.

De acuerdo a publicaciones del diario Clarín, la Policía Metropolitana custodia desde las últimas horas a la mamá, al papá y al hermano de Fariña en su casa de Ensenada.