El número 191 del mundo consiguió su segundo Challenger de la temporada luego de solo 22 minutos contra Pere Riba (219°) ante el abandono del español tras haber perdido el primer set 0-6.

El porteño había alcanzado la semana pasada la última ronda de la qualy de Roland Garros, y luego llegó a Italia donde eliminó al cuarto sembrado Alejandro González (142°) y luego al máximo favorito Gasto Elias (88°).

Esta mañana frente a quien venía de jugar la clasificación perdió solo seis puntos. Aunque Riba sacó con 81% de efectividad, cometió una doble falta y no pudo salvar ninguno de los tres break points del argentino.

Desde la consagración en Santo Domingo en febrero, Andreozzi no había podido ganar dos partidos seguidos hasta que llegó a Paris. Había probado suerte en la qualy del ATP de Houston, pero luego no pudo en la clasificación para el Challenger de Bordeaux.

Sus otras coronas habían sido en Lima 2012 y San Juan 2013. Como el año pasado había llegado a cuartos de final, subirá cerca de 40 puestos, pero recién después de que termine el Grand Slam francés.

Desde mañana estará en Prostejov (República Checa), donde tendrá que defender puntos por la segunda ronda de Mestre; Su primer rival será Damir Dzumhur (73°). Facundo Bagnis (99°) también estará, siendo su primer oponente Rogerio Dutra Silva (86°), a quien le ganó este año la final de Santiago. El historial está 4-2 para el rosarino con tres triunfos seguidos.

En Furth (Alemania) estarán Máximo González (127°) frente a Roberto Carballes Baena (114°), a quien le ganó este año en la qualy de San Pablo – también había perdido en Bordeaux 2015 –, y Facundo Argüello (162°) ante Jan Lennard Struff (101°), con quien perdió en la semifinal de Szczecin 2014.