Para el Jefe de Gabinete, la presentación de Nisman fue “una ridiculez y un bochorno al que sometieron a nuestro país, que provocó semejante estado de conmoción, mala imagen a nuestro país, por una búsqueda politiquera de mala factura».

«Y no podemos encontrar otra cosa en eso, y los que se hacen eco, también forman parte de lo mismo», añadió el funcionario nacional en su habitual encuentro matutino con los periodistas antes de ingresar a la Casa de Gobierno.

Al ser consultado si la causa fue desestimada o existió impericia judicial, dijo que “nunca fue desestimada, la desestimación es ésta“, y añadió que “las demás veces fue cumpliendo con las facultades y posibilidades que el propio proceso le otorga a todas las partes”.-

Agregó que tras presentarse la denuncia: «se analizó en primera instancia, el fiscal requirió, el juez decidió, se apeló, fue a la Cámara, el fiscal requirió y la elevó a Casación y el tribunal hizo lo que tenía que hacer: lo elevó al fiscal y tomó la decisión de desistimiento».

«Y se desiste por primera vez y, por última vez, porque acá se archiva la causa definitivamente”, concluyó.