«¿Presiones de quién? ¿Cuándo han actuado bajo presión? ¿Cuándo un juez no ha sacado la sentencia que se le ocurrió, aún cuando nos han llenado de medidas cautelares insensatas que perjudicaron políticas claras definidas por el Poder Ejecutivo y sancionadas por el Poder Legislativo? ¿Presiones de quién? Sentirán presión, en todo caso, cuando van a la estación de servicio con el auto», deslizó Fernández en diálogo con la prensa al ingresar en Casa de Gobierno.

El funcionario también desmintió la inexistencia de diálogo entre los poderes del Estado al resaltar que «yo he ido muchas veces, siendo ministro de este Ejecutivo, a hablar con el doctor Ricardo Lorenzetti (presidente de la Corte Suprema) y nunca he tenido inconvenientes para poder hablar».

«Me da la sensación que el Poder Ejecutivo puede hacerlo con el Judicial las veces que sea necesario. He ido tantas veces, tengo un enorme respeto por Lorenzetti, por qué no», se preguntó.

Por otra parte, dijo que cuando Lorenzetti habla de «límites», en realidad «se los está planteando a los jueces y camaristas del Poder Judicial. No veo que lo haga con otro sentido».

De esta forma, el ministro coordinador zo referencia al discurso pronunciado ayer por el titular de la Corte Suprema de Justicia en el marco de la apertura del año judicial, donde, entre otras cuestiones, planteó que «el Poder Judicial debe poner límites».