El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se bajó de la pelea por la Presidencia, y ahora quiere ser Gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

Fernández, en su habitual encuentro con periodistas en el ingreso a Casa de Gobierno, sostuvo que «la provincia de Buenos Aires no es un premio consuelo», sino que «es la locomotora del país».

El funcionario ratificó que este miércoles, en un acto en el Hotel Panamericano de esta Capital, informará si pretende competir en las PASO provinciales.