Pese a la victoria por 2-0 sobre Perú en el Centenario de Montevideo, en la primera fecha de la segunda fase del Sudamericano Sub-20, el equipo de Humberto Grondona jugó un pasivo segundo tiempo, opacado por el gol de Ángel Correa (Giovanni Simeone había hecho el primero). El jueves será el segundo partido ante Colombia.

En el primer ataque, los albicelestes festejaron porque a lo setenta segundos anotó Simeone (goleador del torneo con siete), luego de la recuperación de Tomás Martínez y la velocidad de Cristian Espinoza. Los siguientes veinte minutos justificaron el resultado con los ataques de Correa, Simeone, Leonardo Rolón y los despejes de Emanuel Mammana.

Pero luego de un descanso para refrescarse por el intenso calor de Uruguay, desaparecieron los argentinos, aunque los peruanos no pudieron aprovechar las situaciones (en toda esa mitad la única intervención de Augusto Batalla fue un remate desde fuera del área sin peligro).

La desaparición de Argentina continuó en el segundo tiempo, mientras los ingresos en Perú llevaron mayor ofensiva y muchas posibilidades de gol, la mayoría que no dieron frutos por la mala puntería, aunque el arquero y los defensores se encargaron de bloquear los tiros.

A trece minutos del final Correa casi de casualidad vio al arquero Daniel Prieto apenas adelantado y desde fuera del área la puso entre éste y el ángulo. Los espacios que dejó Perú ante el desesperado intento de buscar una remontada soñada hicieron más fácil el trabajo de los argentinos, que pudieron haber ganado por más si es que Simeone no erraba un mano a mano.

Argentina consiguió su cuarta victoria en el torneo (solo perdió con Paraguay), pero el resultado parece muy poco en comparación con el 6-2 sobre este rival en la etapa previa. Más tarde jugarán Paraguay vs. Colombia y Uruguay vs. Brasil.

Luego del compromiso ante los colombianos – que fueron terceros en el otro grupo – se enfrentarán a Brasil el domingo en el estadio Parque Central. Después irán contra los paraguayos y por últimos frente a Uruguay, que al igual que los brasileños ganó tres partidos y perdió uno en la etapa previa.

Los primeros cuatro clasificarán al Mundial de Nueva Zelanda (que comenzará el 30 de mayo), mientras que a los Juegos Olímpicos irán – exceptuando a Brasil – el campeón de forma directa y el segundo jugará el repechaje con un equipo de Centroamérica.