El seleccionado de Julio Velasco venció a Bulgaria por 25-23, 23-25, 20-25, 25-21 y 15-12 por el segundo partido de la Liga Mundial en Kazan tras la caída en sets corridos frente a los locales. Mañana cerrarán el primer weekend ante Francia.

Cristian Poglajen y Gonzalo Quiroga fueron las figuras en el equipo albiceleste, con 19 y 16 puntos respectivamente, aunque quedaron detrás de los 29 aportados por Tsvetan Sokolov. Fue el opuesto búlgaro el que puso en ventaja a su equipo, sumado a algunos errores de los sudamericanos y fallas en la recepción. Así como el marcador en el final del tercer set parecía abultado tras dos capítulos ajustados, fue inesperada más aún la ventaja inicial con la que inició Argentina los dos últimos episodios.

Los argentinos el año pasado habían ganado solo tres de los nueve partidos jugados, aunque luego finalizaron quintos en los Juegos Olímpicos cayendo con Brasil en cuartos final tras haberle ganado la final panamericana un año antes.

Ayer ante Rusia, a quienes habían vencido en Río 2016, habían caído por 25-17, 25-18 y 25-19. Mañana a las 10:10hs se despedirán de este escenario ante los franceses, que ganaron sus dos partidos y defienden la última medalla de bronce.

El próximo fin de semana Serbia, Bélgica e Irán serán rivales en Teherán, mientras que en Córdoba enfrente estarán los serbios, Brasil y los búlgaros en busca de clasificar al Final Six de Curitiba.