El Instituto Malbrán logró, con el código genético del virus, diseñar un «primer» o cebador que permite multiplicar el genoma del virus de ébola si se encuentra en una muestra de sangre u otros fluidos y así confirmar o descartar un caso.

Para poder validar esta técnica se requirió del envío de material genético (ARN) viral desde un centro de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Argentina es el primer país de Latinoamérica que tiene el diagnóstico para ébola y a través de un centro de referencia de la OMS se validó que la técnica funciona ya que dieron positivo las muestras que contenían el ARN del virus», subrayó el ministro Juan Manzur.

El viceministro Jaime Lazovski, destacó que «de este modo, los estudios pueden confirmar o descartar casos sospechosos en menos de 24 horas».

«En base al genoma del virus de ébola se diseñó un ´primer´ que es lo que posibilita la amplificación del genoma viral en una muestra infectada», explicó la jefa del Servicio de Biología Molecular del INEI-ANLIS Dr. Carlos Malbrán, Valeria Martínez, dentro del cual funciona el Laboratorio Nacional de Referencia de Hantavirus que desarrolló el método de diagnóstico.

En cuanto a la vigilancia del país, funcionaron correctamente los procedimientos de notificación de personas que ingresaron al territorio con síntomas compatibles con ébola, ya que el sistema de alerta «se activó inmediatamente», aseguró Lazovski al referirse a los cinco casos registrados en diversos puntos del país que resultaron ser «falsos alertas».