El ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció que Argentina le venderá gas a Chile en el verano de 2019 y dijo que están planificando con su par chileno los próximos cuatro años de venta.

«Creemos que para el 2021-2022, en lugar de 105 podemos llegar a producir 140 millones de metros cúbicos diarios, para lo cual tenemos que desarrollar demanda», añadió el ministro.

Añadió que en el verano «cuando no consumimos, no podemos cerrar un pozo de explotación no convencional, tenemos que empezar a generar demanda y, particularmente, recuperar mercados».

Por su parte, el ministro de Energía de Chile, Andrés Rebolledo, confirmó que ambos países están «muy cerca» de cerrar un acuerdo de swap energético.

«Le hicimos una propuesta a Argentina y estamos bien cerca de llegar a un acuerdo», afirmó el funcionario trasandino, quien agregó: «creo que eso podemos resolverlo en este par de días, o si no, en las siguientes semanas», de acuerdo con IProfesional.

En contraste, el consumo residencial de gas natural por red registró una caída del 18% en el primer semestre de 2016, la peor en 24 años. Además de la baja en el sector residencial, el GNC cayó en un 11%, el comercial en un 9% y solo el industrial aumentó en un 3%.