El equipo de Julio Lamas pudo sonreír recién sobre el final ante los filipinos por 85-81, un equipo que no planteaba tanta dificultad en la previa pero que terminó haciéndole partido a los argentinos, que se quedaron tranquilos a seis segundo de la finalización. Mañana a las 12:30hs jugarán el cuarto encuentro con Senegal.

El primer cuarto tuvo una inesperada efectividad de los asiáticos – que juegan con tres estadounidenses en el plantel – y por eso ganaron el primer chico por 25-22. Pero los albicelestes en los siguientes dos cuartos fueron los dominadores, encontrando la forma de romper con la defensa rival, y por eso remontaron el marcador para irse al descanso largo con ventaja de cinco puntos (43-38) y comenzar el último cuarto a diez de distancia (71-61).

Pero los subcampeones asiáticos redujeron esa brecha en los primeros minutos del último periodo luego de que en un momento del tercer cuarto estuvieran a quince. De esa manera, con menos de medio minuto en el reloj, Filipinas pudo ponerse al frente con un triple, pero el jugador caminó y le dio la posibilidad a Argentina de cerrar el partido, que llegó recién a 6.6’’ del final con dos libres que anotó Andrés Nocioni.

Luis Scola fue el máximo anotador con 19 puntos (7 rebotes y 4 asistencias), una unidad más que Ranidel De Ocampo. El podio lo completó Marcos Mata con 17 unidades entrando desde el banco y jugando 26 minutos. En cuanto a la efectividad ganaron ampliamente los de Vincent Reyes con 52.9% en tiros de dos y 48.1% en intentos de triples, frente a 45.2% y 39.5% de los sudamericanos.

Argentina, que le había ganado a Puerto Rico y perdido ayer con Croacia en tiempo suplementario, tiene cinco puntos al igual que los croatas y los senegaleses, pudiendo ser superados por Grecia si supera más tarde a los centroamericanos. En busca de uno de los cuatro lugares en la próxima ronda mañana chocarán con Senegal y el jueves a las 17hs con los griegos.