A raíz de la cadena de atentados en París, el gobierno argentino reforzó la seguridad en los aeropuertos y sedes diplomáticas, en especial en la embajada de Francia en Buenos Aires. 

Anoche, a medida que en el Ministerio de Seguridad se recibían los detalles sobre la evolución de la serie de atentados en París, se decidió subir el nivel de alerta antiterrorista de las fuerzas federales: la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Además, la secretaría de Seguridad, a cargo de Sergio Berni, hizo extensiva la necesidad de aumentar el nivel de alerta y monitoreo de la actividad antiterrorista a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la Dirección General de Migraciones.  Anoche, al mismo tiempo que Berni se comunicaba con el embajador de Francia en la Argentina, Jean-Michel Casa, el Gobierno reforzó la seguridad en las sedes del Liceo y la Alianza Francesa.