El conjunto albiceleste igualó 2-2 en La Serena en el choque valido por el Grupo B. Había empezado ganando con goles de Agüero y Messi de penal pero en la segunda etapa bajó el nivel y los Guaraníes lo empardaron en el final.

Argentina dejó ver nuevamente como en años anteriores que tiene dos caras en un mismo equipo, ya que cuando ataca es muy peligrosa aunque a la hora de defender no dio la seguridad que tuvo en el Mundial. Si bien tendría que haber goleado en la primera mitad, al complemento se desmoronó y el rival se lo hizo saber a fuerza de empuje y garra a falta de fútbol.

El equipo de Gerardo Martino fue quién impuso el ritmo del choque con Lionel Messi y Javier Pastore activos, aunque el gol inicial llegó a los 25 minutos producto de un mal pase del defensor Miguel Samudio que Sergio Agüero robó y gambeteó para el 1-0 (cuatro goles en Copas Américas).

La albiceleste siguió dominado el compás del duelo y luego de una dudosa infracción de Samudio sobre Ángel Di María el árbitro cobró penal y Messi venció al arquero Anthony Silva (volvió a marcar en el torneo tras marcarle a México en 2007).

Ya en segunda mitad Argentina creó situaciones para liquidar el pleito en La Serena pero los dirigidos por el argentino Ramón Díaz pudieron llegar al descuento con un golazo de Nelson Haedo Valdez que recibió un pase del jugador de San Lorenzo Néstor Ortigoza, y fusiló desde fuera del área.

A pesar de los ingresos de Carlos Tevez y Gonzalo Higuain, Paraguay siguió arrinconando al oponente y recién en el final logró la igualdad. Lucas Biglia rechazó a medias un centro y se la dejó servida a Lucas Barrios (nació en Argentina) que no perdonó y puso el 2-2 definitivo (noveno partido seguido sin ganar en este certamen).

El Grupo B lo lidera Uruguay que hoy derrotó a Jamaica 1-0, justamente próximo rival de Argentina el martes a las 20.30 en La Serena.