El seleccionado argentino de básquetbol masculino redondeó una muy buena actuación camino al Mundial España 2014, obtuvó un triunfo por 96 a 71 a su par mexicano, para adjudicarse el torneo amistoso Tres Naciones que se lleva a cabo en el microestadio de Tecnópolis.

México que viene de ganar el Centrobasket mostró buena parte de su repertorio de equipo duro  y complicado en los primeros 10 minutos. Aún sin su máxima figura, el pivote Gustavo Ayón (Atlanta Hawks), los jugadores «aztecas» exhibieron sus credenciales. Con un alero Francisco Cruz determinante en ese primer cuarto (14 puntos), el visitante se distanció 26-19 aprovechando cierto quedo argentino, que perdió algunos balones y tuvo malas selecciones de tiros.

Comenzado el segundo período, México metió un parcial 5-0 (31-19) y amenazó escaparse, pero Argentina apeló a la puntería desde el perímetro y un triple de Leonardo Gutiérrez le permitió al quinteto local acercarse (31-26). Otro tiro a distancia del ala pivote de Peñarol de Mar del Plata le permitió pasar al frente al local (34-33) cuando promediaba el segmento. El marcador siguió parejo y el equilibrio se instaló en 47 al cierre del primer tiempo.

En el tercer capítulo, una buena ráfaga del pibe Tayavek Gallizzi (6 tantos) le posibilitó a la Argentina tomar el control de juego y pizarra. Así, el equipo de Julio Lamas empezó a liquidarlo y terminó seis arriba (67-61). Ya dentro del cuarto y último parcial, un prometedor ingreso del base Nicolás Laprovíttola (tres triples), otro más al igual que ante los brasileños, definió el pleito, porque México (jugó siete partidos en 10 días) ya había tirado la toalla y no coordinaba sus movimientos.

Igualmente Argentina lució un nivel más que aceptable y va encontrando el punto óptimo con rendimientos destacados (Walter Herrmann, Marcos Delía, Gallizzi, Laprovíttola), de cara al certamen ecuménico que se iniciará el 30 del corriente.

Este domingo, a partir de las 19.00 y solamente para completar la programación del triangular, se enfrentarán el seleccionado brasileño (dirigido por el cordobés Rubén Magnano) y su par mexicano, orientado por el español Sergio Valdeolmillos y ganador del último Premundial Venezuela 2013.

Damián Rosito