Argentina y los bancos que permitirán el pago a los holdouts

Argentina y los bancos que permitirán el pago a los holdouts

El Gobierno nacional anunció que los bancos Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander serán los encargados de la colocación de los títulos de deuda pública que permitirán al país reunir los fondos para cancelar los acuerdos firmados con los holdouts. “Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander son los bancos organizadores de la próxima emisión de deuda autorizada por Ley Nº 27.249 (Ley de Normalización de la deuda pública y acceso al crédito)”, informó el Ministerio de Hacienda en un comunicado de prensa.

La cartera a cargo de Alfonso Prat Gay comunicó que este grupo de bancos organizó un road show -una serie de reuniones- con potenciales inversores, que se desarrollará desde el lunes en EEUU y Gran Bretaña. Según el cronograma oficial, el viceministro de Hacienda, Pedro Lacoste, y el secretario de Finanzas, Luis Caputo, encabezarán los encuentros en Nueva York el lunes 11 y el martes 12; mientras que el jueves 14 estarán en Los Ángeles y el viernes 15 en Washington. Por su parte, Santiago Bausili, subsecretario de Finanzas, y Vladimir Werning, jefe de Gabinete de la Secretaría de Política Económica, liderarán las reuniones en Londres el lunes 11 y el martes 12, y en Boston el jueves 14. Esta es la etapa previa a la recepción de ofertas que estará abierta inmediatamente después de la definición de la Cámara de Apelaciones, que fijó audiencia para el 13 de abril.

El Congreso nacional autorizó al Poder Ejecutivo a emitir deuda para solucionar el litigio con los holdouts por U$S 12.500 millones. El obstáculo es que el juez Thomas Griesa fijó como fecha tope para que la Argentina cumpla con los holdouts, que aceptaron la oferta de pago, el 14 de abril, y la colocación no podrá iniciarse hasta que no se expida la Cámara de Apelaciones, tras la audiencia del 13. De allí que en las últimas horas surgió la idea de que la Argentina podría pagar con reservas hasta tanto pueda completar la emisión. Para evitar esta situación, los fondos “buitre” deberían aceptar una postergación sin dar por caídos los acuerdos ya firmados.

El reclamo que llegó del gobierno de EEUU, donde le pide a su par argentino “implementar lo más rápido posible los acuerdos alcanzados con la mayoría de sus tenedores de bonos no aceptantes”, sorprendió al equipo económico encabezado por Prat Gay, que habría encontrado una solución al pago del 14 -de U$S 4.700 millones- a los fondos NML Eliot, Aurelius Capital, Blue Angel y Olifant, por la sentencia definitiva de la Justicia de Nueva York, según consignó infobae.com.

En las últimas horas corrió la versión de que para evitar cualquier tipo de demoras en la colocación de los bonos, a través de la Ley de Normalización Financiera, el grupo de bancos colocadores de los nuevos títulos podría adelantar los fondos al Gobierno antes de la colocación de una megaemisión de bonos por U$S 12.500 millones, de los cuales U$S 11.800 se utilizarán para pagar a los holdouts.