En Misiones, el conjunto de Borghi, con Juan Román Riquelme en cancha, no supo ni pudo salir del ante el local. El pésimo estado del campo de juego, castigado por las intensas lluvias de la semana, fue el factor clave para que el cotejo no fuera lo que se esperaba en la previa. El “Bicho” llegó a la cima junto a Gimnasia de Jujuy.

Argentinos Juniors visitó Misiones y no le fue nada mal. Si bien el conjunto de Claudio Borghi no consiguió los tres puntos que fue a buscar, fue superior a su rival y mereció quedarse con la victoria. La presencia de Juan Román Riquelme en cancha (el “10” no pisaba un terreno del interior del país desde octubre del año pasado con la camiseta de Boca) fue el mayor atractivo que tuvo un encuentro con pocas llegadas y con mucha fricción.

Sin dudas, el mal estado del campo de juego (inundado en varios sectores producto de las intensas lluvias que castigaron Misiones en los últimos días) fue el factor determinante para que el desarrollo del juego fuera aburrido y por demás peleado. Entre tanta pierna fuerte, Cristian Ledesma fue el más claro de los 22 jugadores, aunque con su clase no pudo darle a su equipo el gol que necesitaba para la victoria.

No se vivieron grandes emociones cerca de los arcos, aunque el arquero de Guaraní Antonio Franco, Jorge De Olivera (ex Racing) fue clave para mantener el arco del local sin anotaciones. La más clara de todo el partido la tuvo Argentinos en la cabeza de Cristian Alvarez, pero el arquero misionero con un manotazo desactivó el peligro.

 Con este resultado, el conjunto de La Paternal sumó 11 puntos y llegó a la cima de la Zona A junto a Gimnasia de Jujuy (debe su partido de está fecha). Por su parte, Guaraní Antonio Franco si situó con 3 unidades y continua anclado en el fondo de la tabla.