Sucedió en el boliche «Zoom», en medio de una pelea entre jóvenes. Al menos, veinte personas debieron ser trasladadas por inhalación del gas tóxico.

Alrededor de veinte jóvenes resultaron afectados, el domingo pasado, tras inhalar gas pimienta en un boliche bailable de Tucumán. Según trascendió, el gas habría sido arrojado en medio de una pelea dentro del lugar.

El hecho, difundido en las últimas horas, ocurrió en la discoteca «Zoom», ubicada en Bartolomé Mitre al 300 de la localidad de Ranchillos, a 30 kilómetros al este de la capital tucumana.

Si bien, varios testigos acusaron al personal de seguridad del lugar, el dueño del local, Juan Carlos Roldán, negó la versión y por su parte, hizo responsable a un grupo de jóvenes como los iniciadores del hecho. Según trascendió, el gas tóxico se habría arrojado durante una pelea entre tres adolescentes  y personal de seguridad del boliche que intentó controlarlos.

La situación dentro del bailable se tornó caótica cuando al iniciarse la discusión, se procedió a cerrar las puertas del lugar. Cuando se abrieron, «la desesperación de las personas por salir generó un amontonamiento que provocó que varios jóvenes se cayeran y fueran pisoteados por otros».

Unas veinte personas fueron derivadas al hospital local para ser asistidos y se encuentran fuera de peligro, según confirmaron fuentes sanitarias.