A casi dos meses de la muerte de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado pidió que la fiscal Viviana Fein se aparte de la investigación por el fallecimiento del hombre que llevaba adelante la causa AMIA.

La jueza de San Isidro, ex mujer del fiscal, presentó un escrito para que la conducción del caso quede en manos de la jueza Fabiana Palmaghini. Su reclamo implica que Fein, con quien tuvo varios cruces, sea removida de la conducción del caso.

Según informaron fuentes judiciales a la agencia de noticias DyN, Arroyo Salgado, quien con sus propios peritos afirmó: «Alberto Nisman no se suicidó, lo mataron»; denuncia que hay irregularidades y errores en los que habría incurrido Fein.

De tener lugar la solicitud de la magistrada del partido del norte bonaerense, la actual fiscal al frente de la causa por la muerte del ex titular de la UFI AMIA, permanecerá involucrada, aunque ya no tendrá el rol preponderante que exhibe en la actualidad en la dirección de la pesquisa.