Una mujer de 78 años sufrió un infarto y automáticamente los familiares solicitaron un servicio de urgencia privado. La ambulancia fue asaltada a cinco cuadras  del destino y la mujer no pudo ser asistida.

La jubilada murió al no ser asistida a tiempo por los médicos que fueron asaltados en el trayecto. El episodio ocurrió esta mañana, en la esquina de las calles Edmidio Salvigny y Felipe Llavallol, de Gregorio de Laferrere, según informaron fuentes policiales.

Al parecer, dos delincuentes armados salieron al cruce de la ambulancia, se apoderaron de los recetarios del médico y escaparon rápidamente. Sin embargo, la ambulancia continúo con su camino hacia la casa de la mujer ubicada en Llavallol y Recuero, luego de ser asaltada.

El hijo de la señora, había realizado el llamado al servicio privado SERCA ayer a las 23 horas. La mujer, había  salido de una internación por problemas cardíacos, pero a pesar de su alta médico, comenzó a sentir dolencias en el pecho. Como la ambulancia estaba demorada, los familiares de la víctima decidieron trasladarla en un vehículo particular, pero en ese preciso instante, la ambulancia llegó aunque ya era tarde.

La Comisaría  tercera de La Matanza tomó  intervención en el asunto, ya que el médico y el chofer de la ambulancia no radicaron la denuncia correspondiente al robo y tampoco informaron a los familiares sobre lo ocurrido.