El adolescente, de tan sólo 15 años fue asesinado en la puerta de su casa de Lanús oeste por ser testigo de un robo.

El ataque se concretó la pasada medianoche, mientras el joven conversaba con uno de sus amigos en la esquina de Santiago Plaul y Aristóbulo del Valle. La víctima fue asesinada de un disparo en el cuello.

Según afirman las fuentes policiales locales, todo comenzó cuando dos hombres llegaron a bordo de una camioneta Hyundai color negra, en busca de sus parejas. El problema se originó, cuando consecutivamente al salir de la vivienda, dos delincuentes armados interceptaron la camioneta con un Peugeot 206 blanco.

El Jefe  Departamental Lanús-Avellaneda, comisario mayor Claudio Blanco, afirmó: «Estos jóvenes intentan robar a punta de pistola a las cuatro personas, quienes hacen un maniobra evasiva y se escucha una detonación.»

La víctima, identificado como Guillermo Maximiliano Cuadros, quien se encontraba en la puerta de su casa, recibió un disparo letal, encontrándose a unos  100 metros del robo. Los familiares inmediatamente trasladaron al muchacho al Hospital Evita en la localidad de Lanús, donde falleció tan sólo unos pocos minutos después de su ingreso.

Los efectivos de la comisaría de Villa Caraza y de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) realizaron los peritajes correspondientes en la zona y recaudaron datos a través de los testigos ocasionales. Sin embargo, aún no hay ningún detenido.

El comisario Blanco, declaró: “Estamos poniendo todo el aparato investigativo y todos los recursos del Ministerio de Seguridad tendientes al esclarecimiento de este hecho.”

Fiorella Costantini