Dos estudios recientes asociaron este tipo de tratamientos con el desarrollo de la diabetes.

La investigación – publicada en Reuters Health –  indica que las personas que  hicieron tratamiento con radioterapia para tratar al linfoma de Hodgkin tienen alto riesgo de desarrollar diabetes.

El doctor Florent de Vathaire, director de epidemiología de la radioterapia del Instituto Gustave-Roussy en Francia, consideró que los resultados demuestran que es necesario controlar de por vida a los pacientes después de la radioterapia para detectar un posible desarrollo de diabetes lo antes posible.

Jessica Martinez