El elenco Colchonero le derrotó 1-0 como visitante por la 26° fecha de la liga española. Griezmann anotó el tanto de la victoria para los de Diego Simeone que quedaron como escolta a cinco puntos del Barcelona que juega mañana.

Nuevamente Real Madrid se topó con su kriptonita en el derbi de la capital española, jugando mal y perdiendo no solo el partido, sino también la pelea por el título que a estas alturas ya quedó muy lejos, incluso su público mostrando el repudio con el equipo sacando los pañuelos blancos por su descontento en la actualidad.

Al comienzo el equipo de Zinedine Zidane estuvo incomodo ante la marca pegajosa del rival que presionó en todo momento y recién a diez del cierre creó algo de riesgo con un potente disparo de Cristiano Ronaldo que terminó en manos del arquero.

La visita se dedicó a cortar los circuitos de juego del Merengue y las contras no pudieron llevarse a cabo sino hasta el final luego de una excelente jugada colectiva que cayó en los pies del francés Antoine Griezmann pero el arquero costarricense Keylor Navas tapó de manera magistral.

En el complemento los dirigidos por el argentino Diego Simeone con una acción simple silenciaron el Santiago Bernabéu. Griezmann se fue por izquierda y tocó una pared con Felipe Luis y con un zurdazo puso el 1-0 (13° goles en liga, cuarto al Real).

El Merengue desconcertado solo hizo diferencia con Daniel Carvajal escapando por derecha y envió buenos centros para que el portugués Ronaldo anotase de cabeza aunque el ex Manchester United no pudo vulnerar al esloveno Jan Oblak.

Tras la lesión del argentino Augusto Fernández, el Colchonero puso a su compatriota Matías Kranevitter y el ex San Lorenzo Ángel Correa que aguantaron el resultado en lo que fue otro triunfo histórico.

Así el Atlético (Luciano Vietto en el banco) suma 58 puntos y quedó a cinco del Barcelona, alcanzando tres victorias consecutivas en este estadio. El martes recibirá a la Real Sociedad en el Vicente Calderón.

El Real por su parte continua tercero con 54 unidades y además de quedar prácticamente afuera de la pelea perdió el invicto en la era Zidane. Levante como visitante será su siguiente oponente el martes.