El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Vialidad, continúa encarando las obras construcción de la primera autopista de la provincia de Formosa que, con una extensión de 36 kilómetros, unirá la capital provincial con Tatané por la Ruta Nacional 11.

La RN 11 une las ciudades de Resistencia y Formosa y por ella transitan en más de 4000 vehículos por día. Su transformación en autopista será fundamental para disminuir la cantidad de accidentes e impulsar el desarrollo de las economías regionales de la zona.

La obra, que también incluye la circunvalación de la ciudad de Formosa y se desarrolla en el marco del Plan Belgrano, potenciará la vinculación entre las provincias de Formosa, Chaco y Santa Fe.

Tendrá incidencia en la disminución de los costos logísticos del transporte de cargas y estimulará el crecimiento del turismo, una actividad que tiene gran potencial.

El Gobierno tiene previsto para 2019 realizar el llamado a licitación para la construcción de una segunda sección de la Circunvalación a Formosa, entre Virgen del Carmen y el empalme con la RN 81, que completará el tramo ya en ejecución.

La obra contempla también la construcción de cuatro nuevos puentes sobre los arroyos Salado, Cortapick, El Pucú y San Hilario.

“La autopista mejorará la seguridad vial y la conectividad en la región, ayudará a fomentar el desarrollo de Formosa que, como muchas de las provincias del norte argentino, estuvo postergada durante muchos años, sin inversiones”, aseguró el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.