El juez federal Sebastián Casanello procesó con prisión preventiva al empresario Lázaro Báez y le trabó embargo por 100 millones de pesos sobre sus bienes, al tiempo que ordenó la captura internacional del abogado Jorge Chueco, desaparecido desde hace varios días, a quien también le inhibió sus bienes.

A la par de estas medidas, Casanello le prohibió la salida del país del ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y lo citó a prestar declaración indagatoria el próximo 3 de mayo, en el marco de la investigación que lleva adelante por presunto lavado de dinero.

También fueron procesados el hijo del empresario, Martín Báez, César Fernández, Fabián Rossi, Walter Zanzot y Sebastián Perez Gadín. Todos ellos aparecen en un video contando fajos de dinero que Báez admitió como propio.

En la misma resolución, el juez federal también procesó con prisión preventiva al contador Daniel Perez Gadín, detenido junto con Báez el pasado 5 de abril y le trabó embargo por un millón de pesos.

La resolución de 122 páginas, ordena además que tanto Báez como su hijos amplíen su indagatoria el 5 y 6 de mayo.

echeg_0