El rosarino llegó a la marca de seis finales de Challengers ganadas esta temporada, más que nadie en el circuito, tras vencer a Horacio Zeballos (81°) por 3-6, 6-3 y 7-6(4) en Bogotá. Terminará el año como el tercer mejor argentino del ranking, casi cien puestos mejor de lo que había comenzado la temporada.

Desde su primera corona en 2011 hasta el año pasado había tenido cinco festejos, y ahora sumó seis desde enero por lo hecho también en Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago, Medellín y Campinas, y también en dobles en el torneo porteño de comienzos del año.

La próxima semana no estará en el cierre de la última gira sudamericana en Montevideo, por lo que 2016 se despide para él con once derrotas en partidos ATP y otras once en Challengers, pero la diferencia es que ganó seis partidos en main draws (sus mejores resultados, los cuartos de final en Marrakech y Bastad) contra 45 en el segundo nivel.

Esta tarde Facundo cometió 13 dobles faltas, pero también anotó nueve aces, uno más que el marplatense, que había sido campeón de los Challengers de Poprad y Bastad, pero además cuatro veces en torneos ATP como doblista.

Solo un quiebre tuvo Horacio, pero también una vez cedió su saque. La diferencia, además de un break points menos desperdiciado, estuvo en que Bagnis ganó el 85% de los puntos que jugó con su primer saque.

Con las cien unidades que sumará, pasará del puesto 66 al 54, marcando una nueva mejor marca en su carrera. Así saltará a Guido Pella (60°) y Diego Schwartzman (58°) en el ranking, solo quedando por detrás de Juan Martín del Potro (28°) y Federico Delbonis (41°).

El Peque, Zeballos, Carlos Berlocq (89°), Guido Andreozzi (109°) y Nicolás Kicker (110°) estarán en la capital charrúa junto con otros nueve argentinos. Cebolla, que había comenzado el año en Mendoza como 124°, apenas subirá cinco puestos más porque había sido semifinalista en Buenos Aires 2015.